Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘visibilidad enfermera’

instagram-1889117_1920Según algunos analistas, se calcula que Instagram superará las 2.000 millones de cuentas activas en los próximos cinco años. No cabe duda que es una plataforma en auge que suma nuevos usuarios más rápido que cualquier otra red social.

Instagram ya no es esa mera aplicación que permitía compartir fotografías incluyendo filtros con los que transformar las imágenes y que en sus inicios ni siquiera había lugar para los vídeos. Desde que fue adquirida por Facebook se han ido introduciendo determinadas características técnicas que han conseguido posicionarla como la red en la que mostrar con imágenes la vida de su creciente número de usuarios.

A día de hoy Instagram permite publicar fotografías, series de fotografías y vídeos, con comentarios de las personas que nos siguen, y también recibir los “like” o “me gusta” con un icono en forma de corazón. Por otra parte también ha incorporado un espacio muy similar al que ofrece la red Snapchat, basado en publicaciones efímeras. Esta función, denominada “Stories” o “Instastories”, ha sido complementada recientemente con IGTV, un canal de vídeo en el que las imágenes, de hasta 10 minutos, pueden mantenerse indefinidamente. Hace pocos días se anunció también la posibilidad de usar el sistema para hacer video llamadas de hasta cuatro intervinientes.

Instagram está presente en muchos ámbitos, como los de la moda, los viajes o las tendencias. En mi opinión, a veces no deja de ser un mero “postureo”, en el que cada cual muestra una imagen excesivamente feliz y optimista bastante alejada de la realidad. Al fin y al cabo a quién le gusta ir aireando por ahí sus miserias… Pero lo cierto es que esta red social se ha convertido en uno de los elementos culturales más relevantes del ámbito digital.

En el ámbito sanitario y sobre todo en enfermería se está convirtiendo en una importante herramienta de comunicación para seguir aprendiendo, compartir y dar visibilidad a la profesión. Prueba de ello son cuentas como las de enfermero_de_urgencias, enfermiriam12.5 o perdidue, por nombrar sólo alguna de ellas.

Pero… ¿Y los pacientes? ¿Dónde están ellos? 

Pues sí,  los pacientes, al igual que otras redes sociales, también usan Instagram para mostrar cómo viven y afrontan su enfermedad. Su objetivo es dar repercusión a lo que les ocurre, compartir sus propias vivencias y todo aquello a lo que se enfrentan en su día a día. Sin olvidar lo importante que puede ser el apoyo entre iguales para otros pacientes que están pasando por procesos parecidos.

En un mundo donde lo que prima es el “postureo”, nos encontramos con cuentas como las de unamamaconcrohn o elmotivodeanto con fotografías de personas que son un auténtico ejemplo de lucha y ánimo a pesar de padecer una determinada enfermedad, y nos muestran su realidad sin filtros.

anto

Más allá de la consulta del médico los pacientes tienen mucho que decir y nosotros, como profesionales sanitarios, mucho que aprender. En un mundo en el que se nos llena la boca de hablar de nuevas tecnologías, e-salud, big datablockchain… y demás terminología que se nos escapa, deberíamos aprovechar todo esto para saber si lo que les estamos ofreciendo es lo que ellos nos están demandando. El sistema sanitario, las organizaciones, las empresas tecnológicas, farmacéuticas, y por supuesto los profesionales deberíamos dejar de mirar tanto nuestro ombligo y empezar a mostrar un poco más de interés en la voz del paciente y lo que ellos verdaderamente necesitan.

 

Read Full Post »

CapturaLos profesionales sanitarios cada día estamos más presentes en el mundo de las redes sociales y las aplicaciones móviles con el objetivo de conectar más y mejor con pacientes y expertos. Yo me decidí a estar presente en Twitter como profesional del la enfermería porque es una red social con millones de usuarios, completamente abierta y que me permite relacionarme con quien quiera. Así mismo, cualquier persona que lo desee puede relacionarse conmigo. A mi personalmente Twitter me permite, me ayuda y en ocasiones, me atrevería a decir, que hasta me obliga a estar al día sobre todo lo que ocurre en  mi entorno profesional.

Cuando yo me decidí a estar presente en Twitter como enfermera, una de mis principales inquietudes era como iba a afectar esto a mi vida profesional. ¿Dónde empieza y dónde acaba mi jornada laboral? ¿Puedo twitear lo que me dé la gana? ¿Vale todo? ¿Qué responsabilidades estoy adquiriendo y dónde pongo los límites?

Desde mis inicios en Twitter he tenido siempre muy presente que, el mismo código ético y moral que me acompaña día a día a lo largo de mi jornada laboral, para mi es de obligado cumplimiento en todo lo que yo haga a través de esta red social. La línea que marca los límites entre lo que se puede o se debe hacer y lo que no se puede o no se debe hacer, es muy difícil de trazar y, precisamente por ese motivo también es muy fácil, a veces, traspasar esa línea. Un tweet desafortunado en el momento más inoportuno puede resultar perjudicial no solo personalmente sino para el resto de la profesión en general.

Yo soy enfermera, no soy experta en redes sociales, ni en marketing digital, ni soy community manager, ni me dedico a gestionar TICs. Soy enfermera, es lo que siempre quise ser y lo que con mucho trabajo y esfuerzo he conseguido llegar a ser. Adoro mi profesión y mi meta es hacerlo mejor cada día y  si Twitter me ayuda en este sentido, bienvenido sea. Pero siempre sin olvidar las bases y fundamentos de mi profesión, que es CUIDAR y que están mucho más allá de los 140 caracteres.

Vivimos tiempos de cambio. Estamos inmersos en plena era 2.0 y, sin duda, para afrontar estos cambios nos va a hacer falta implicación de todos (profesionales, usuarios, gestores sanitarios…). Nos va a hacer falta formación, filtrar para quedarnos con lo bueno y tratar de mejorar aquello que no lo sea tanto. Todo esto no se trata sólo de tener el mejor blog con millones de visitas o de ser una estrella de las redes sociales con “tropecientos” seguidores. Se trata de aprovecharnos de la comunicación multidireccional que nos facilitan las nuevas tecnologías para, entre todos, conseguir ofrecer una asistencia sanitaria de calidad utilizando todos los medios de los que disponemos.

Sin lugar a dudas, las redes sociales contribuyen y ayudan a dar visibilidad a nuestra profesión, a lo qué somos, a lo qué hacemos y cómo lo hacemos; en definitiva, a lo que significa ser ENFERMERA. Pero no nos olvidemos de que esa visibilidad va a depender de nosotros mismos, de lo qué hagamos y de cómo lo hagamos. En este sentido, en mi opinión, no debemos olvidarnos de conceptos que quizá para algunos, resulten un tanto arcaicos o pasados de moda pero que siguen siendo de obligado cumplimiento en nuestro día a día. Conceptos como ejemplaridad, honestidad, rigor, ética, sentido común… En definitiva valores que identifican y acompañan a nuestra profesión desde sus inicios, que han sido su esencia y que son los que la sitúan donde está hoy en día y, que por supuesto es mucho más allá de los 140 caracteres.

Si hay algo que yo puedo asegurar es que “en mi día a día en una jornada laboral cualquiera, los 140 caracteres se quedan en algo anecdótico comparados con la grandeza de nuestra profesión”.

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: