Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘redes sociales’

CapturaLos profesionales sanitarios cada día estamos más presentes en el mundo de las redes sociales y las aplicaciones móviles con el objetivo de conectar más y mejor con pacientes y expertos. Yo me decidí a estar presente en Twitter como profesional del la enfermería porque es una red social con millones de usuarios, completamente abierta y que me permite relacionarme con quien quiera. Así mismo, cualquier persona que lo desee puede relacionarse conmigo. A mi personalmente Twitter me permite, me ayuda y en ocasiones, me atrevería a decir, que hasta me obliga a estar al día sobre todo lo que ocurre en  mi entorno profesional.

Cuando yo me decidí a estar presente en Twitter como enfermera, una de mis principales inquietudes era como iba a afectar esto a mi vida profesional. ¿Dónde empieza y dónde acaba mi jornada laboral? ¿Puedo twitear lo que me dé la gana? ¿Vale todo? ¿Qué responsabilidades estoy adquiriendo y dónde pongo los límites?

Desde mis inicios en Twitter he tenido siempre muy presente que, el mismo código ético y moral que me acompaña día a día a lo largo de mi jornada laboral, para mi es de obligado cumplimiento en todo lo que yo haga a través de esta red social. La línea que marca los límites entre lo que se puede o se debe hacer y lo que no se puede o no se debe hacer, es muy difícil de trazar y, precisamente por ese motivo también es muy fácil, a veces, traspasar esa línea. Un tweet desafortunado en el momento más inoportuno puede resultar perjudicial no solo personalmente sino para el resto de la profesión en general.

Yo soy enfermera, no soy experta en redes sociales, ni en marketing digital, ni soy community manager, ni me dedico a gestionar TICs. Soy enfermera, es lo que siempre quise ser y lo que con mucho trabajo y esfuerzo he conseguido llegar a ser. Adoro mi profesión y mi meta es hacerlo mejor cada día y  si Twitter me ayuda en este sentido, bienvenido sea. Pero siempre sin olvidar las bases y fundamentos de mi profesión, que es CUIDAR y que están mucho más allá de los 140 caracteres.

Vivimos tiempos de cambio. Estamos inmersos en plena era 2.0 y, sin duda, para afrontar estos cambios nos va a hacer falta implicación de todos (profesionales, usuarios, gestores sanitarios…). Nos va a hacer falta formación, filtrar para quedarnos con lo bueno y tratar de mejorar aquello que no lo sea tanto. Todo esto no se trata sólo de tener el mejor blog con millones de visitas o de ser una estrella de las redes sociales con “tropecientos” seguidores. Se trata de aprovecharnos de la comunicación multidireccional que nos facilitan las nuevas tecnologías para, entre todos, conseguir ofrecer una asistencia sanitaria de calidad utilizando todos los medios de los que disponemos.

Sin lugar a dudas, las redes sociales contribuyen y ayudan a dar visibilidad a nuestra profesión, a lo qué somos, a lo qué hacemos y cómo lo hacemos; en definitiva, a lo que significa ser ENFERMERA. Pero no nos olvidemos de que esa visibilidad va a depender de nosotros mismos, de lo qué hagamos y de cómo lo hagamos. En este sentido, en mi opinión, no debemos olvidarnos de conceptos que quizá para algunos, resulten un tanto arcaicos o pasados de moda pero que siguen siendo de obligado cumplimiento en nuestro día a día. Conceptos como ejemplaridad, honestidad, rigor, ética, sentido común… En definitiva valores que identifican y acompañan a nuestra profesión desde sus inicios, que han sido su esencia y que son los que la sitúan donde está hoy en día y, que por supuesto es mucho más allá de los 140 caracteres.

Si hay algo que yo puedo asegurar es que “en mi día a día en una jornada laboral cualquiera, los 140 caracteres se quedan en algo anecdótico comparados con la grandeza de nuestra profesión”.

 

Read Full Post »

CapturaLa sociedad actual está en constante evolución y, sin duda alguna, nosotros evolucionamos con ella. Las nuevas tecnologías son más accesibles que nunca y abren un amplio abanico de posibilidades. La Redes Sociales forman parte de nuestro día a día y la línea entre lo personal y lo profesional se vuelve cada día más tenue. Cuando hace unos días aparecí en el Top Ten de enfermer@s más influyentes en Twitter recibí felicitaciones por parte de amigos y compañeros que me hicieron sentir orgullosa de mi profesión. Esto también me hizo reflexionar sobre hasta que punto nuestra imagen personal en las Redes Sociales puede llegar a influir en la imagen de nuestra profesión en general. Siempre he dicho que Internet y sobre todo las Redes Sociales son un “arma de doble filo” que hay que manejar con el debido conocimiento y respeto.

Cuando elegimos libremente presentarnos en las Redes Sociales utilizando nuestro título de enfermera y un avatar con su correspondiente uniforme, deberíamos ser conscientes que en cierta manera estamos dando una imagen general de nuestra profesión. La redes sociales no son el salón de nuestra casa, son una enorme ventana abierta al mundo y la imagen que proyectamos llega a otros profesionales como nosotros pero también al público en general. Si lo que queremos es dar una imagen de respeto y confianza en nuestra profesión, deberíamos asegurarnos de reflejar lo que la sociedad espera verdaderamente de nosotros.

Desde mi punto de vista, nuestra imagen profesional es la opinión que tienen de nosotros los pacientes, sus familias, los compañeros, jefes… a la hora de evaluar nuestra labor y con ello las competencias, habilidades, el talento y los resultados obtenidos. Sin duda alguna “somos lo que hacemos” pero también, en gran medida, somos lo que proyectamos y todo aquello que se supone y se atribuye a nuestra profesión.

Las enfermeras, como cualquier otra persona, somos muy libres de utilizar las redes sociales como estimemos oportuno pero si decidimos presentarnos como tal, sería importante que reflexionáramos sobre la imagen que queremos proyectar de nuestra profesión. No podemos pedir respeto y reconocimiento si no empezamos por respetarnos y valorarnos nosotras mismas.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: