Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘enfermería’

instagram-1889117_1920Según algunos analistas, se calcula que Instagram superará las 2.000 millones de cuentas activas en los próximos cinco años. No cabe duda que es una plataforma en auge que suma nuevos usuarios más rápido que cualquier otra red social.

Instagram ya no es esa mera aplicación que permitía compartir fotografías incluyendo filtros con los que transformar las imágenes y que en sus inicios ni siquiera había lugar para los vídeos. Desde que fue adquirida por Facebook se han ido introduciendo determinadas características técnicas que han conseguido posicionarla como la red en la que mostrar con imágenes la vida de su creciente número de usuarios.

A día de hoy Instagram permite publicar fotografías, series de fotografías y vídeos, con comentarios de las personas que nos siguen, y también recibir los “like” o “me gusta” con un icono en forma de corazón. Por otra parte también ha incorporado un espacio muy similar al que ofrece la red Snapchat, basado en publicaciones efímeras. Esta función, denominada “Stories” o “Instastories”, ha sido complementada recientemente con IGTV, un canal de vídeo en el que las imágenes, de hasta 10 minutos, pueden mantenerse indefinidamente. Hace pocos días se anunció también la posibilidad de usar el sistema para hacer video llamadas de hasta cuatro intervinientes.

Instagram está presente en muchos ámbitos, como los de la moda, los viajes o las tendencias. En mi opinión, a veces no deja de ser un mero “postureo”, en el que cada cual muestra una imagen excesivamente feliz y optimista bastante alejada de la realidad. Al fin y al cabo a quién le gusta ir aireando por ahí sus miserias… Pero lo cierto es que esta red social se ha convertido en uno de los elementos culturales más relevantes del ámbito digital.

En el ámbito sanitario y sobre todo en enfermería se está convirtiendo en una importante herramienta de comunicación para seguir aprendiendo, compartir y dar visibilidad a la profesión. Prueba de ello son cuentas como las de enfermero_de_urgencias, enfermiriam12.5 o perdidue, por nombrar sólo alguna de ellas.

Pero… ¿Y los pacientes? ¿Dónde están ellos? 

Pues sí,  los pacientes, al igual que otras redes sociales, también usan Instagram para mostrar cómo viven y afrontan su enfermedad. Su objetivo es dar repercusión a lo que les ocurre, compartir sus propias vivencias y todo aquello a lo que se enfrentan en su día a día. Sin olvidar lo importante que puede ser el apoyo entre iguales para otros pacientes que están pasando por procesos parecidos.

En un mundo donde lo que prima es el “postureo”, nos encontramos con cuentas como las de unamamaconcrohn o elmotivodeanto con fotografías de personas que son un auténtico ejemplo de lucha y ánimo a pesar de padecer una determinada enfermedad, y nos muestran su realidad sin filtros.

anto

Más allá de la consulta del médico los pacientes tienen mucho que decir y nosotros, como profesionales sanitarios, mucho que aprender. En un mundo en el que se nos llena la boca de hablar de nuevas tecnologías, e-salud, big datablockchain… y demás terminología que se nos escapa, deberíamos aprovechar todo esto para saber si lo que les estamos ofreciendo es lo que ellos nos están demandando. El sistema sanitario, las organizaciones, las empresas tecnológicas, farmacéuticas, y por supuesto los profesionales deberíamos dejar de mirar tanto nuestro ombligo y empezar a mostrar un poco más de interés en la voz del paciente y lo que ellos verdaderamente necesitan.

 

Read Full Post »

MIByFcou_400x400Lunes a media mañana y mi móvil está que arde con la nueva campaña reivindicativa iniciada por el Sindicato de Enfermería (SATSE) de Madrid.

  • “Que si has hecho merchandising y no me has regalado ni una chapa”
  • “Que si te están copiando”
  • “Que si te han robado el nombre”
  • “Que si cuando me han dado la chapita he pensado que era cosa tuya”
  • Etc… etc… etc…

Ante el revuelo ocasionado entre las personas que me conocen y mi círculo más cercano, me gustaría aclarar que no estoy ni delante, ni detrás de esta campaña. Considero y quiero suponer que el hecho de vincular la misma al término “oveja negra” ha sido fruto de la casualidad por parte de SATSE y que no responde a ningún otro tipo de intereses.  Independientemente de que pueda estar o no de acuerdo con lo que se reivindica en la misma, a lo largo de mi trayectoria en redes sociales, en ningún momento esta ha sido mi manera de proceder y ni mucho menos se corresponde con mi actitud y criterio a seguir desde mis comienzos en Twitter, hace ya algunos años.

Como enfermera siempre he estado, estoy y estaré a favor del uso de las nuevas tecnologías desde un punto de vista profesional. Considero que las redes sociales son una poderosa y útil herramienta que, bien utilizada, puede ser de gran utilidad en el desempeño de nuestra profesión. Como profesionales de la enfermería hemos de estar presentes en estas comunidades aportando nuestros conocimientos, nuestras competencias y dando una visibilidad de calidad a la profesión. Eso y nada más es lo que he intentado hacer con mi participación en redes sociales: aportar y nutrirme de las aportaciones de todos mis compañeros y cualquiera de vosotros que haya echado un vistazo a mi perfil, sabrá que no hay nada más detrás del mismo.

Soy ENFERMERA, no soy experta en social media, ni en marketing digital y ni mucho menos soy “influenzer” o “tuitstar”. Soy enfermera, es lo que siempre he querido ser y lo que con mucho esfuerzo y dedicación he llegado a ser. Mi meta es dar lo mejor de mí misma cada día en el trabajo y procurar mejorar sin descanso en beneficio del paciente. En mi caso ser “la oveja negra” no está relacionado con tendencias políticas ni con la parte negativa que se pueda asociar a nuestra profesión, sino todo lo contrario. En su día elegí este nombre por lo que implica ser especial, marcar la diferencia, hacer las cosas de otra forma… y a día de hoy yo no reniego de ser la oveja negra y espero seguir siéndolo y compartiendo este espacio con todos vosotros durante mucho tiempo. Porque #marcarladiferencia es de guapas, de ovejas negras y de enfermeras… Ahhh y por no tener no tengo ni merchandising!!!

 

 

Read Full Post »

enferA mi modo de ver, la responsabilidad en el éxito de las prácticas siempre va a recaer en el tutor o tutora que te sea asignado. Es evidente que las prácticas siempre van a ser más gratificantes y productivas cuando estén a cargo de un profesional que tenga conocimientos y que sepa como transmitirlos. No basta con saber sino que hay que saber enseñar. En este sentido yo me considero una gran afortunada pues, la mayoría de tutores que me fueron asignados, han sabido transmitirme conocimientos teóricos, técnicos, actitud con el paciente y, sobre todo, amor por la profesión.

Nunca olvidaré a mi primera tutora de prácticas y todo lo que fue capaz de enseñarme en un mes. Amable y cercana pero a la vez dura y exigente. Le preguntabas una duda y te resolvía esa y alguna más que pudiera surgir en torno a ella. Estaba claro que amaba su profesión y me lo demostró, sobre todo, con la dedicación que mostraba a sus pacientes, pero también con la paciencia y consideración con la que me trató a mi. Por otra parte tampoco olvidaré a uno de los enfermeros de mi último rotatorio. Por suerte este enfermero se ha cruzado en mi camino en mi último año de prácticas porque estoy segura que de haberlo hecho en primero, yo hubiera abandonado mi propósito de ser enfermera.

Un tutor de prácticas no está para descargar sus propias frustraciones en los alumnos y hacerles la vida imposible. En mi opinión, un buen tutor de prácticas, y sobre todo en cuarto, está para aportarte criterio profesional y ayudarte a adquirir seguridad en ti misma. Por ello considero que tanto las universidades como los hospitales en los que se realizan prácticas deberían tener muy en cuenta en manos de quién dejan a los alumnos. En este sentido me atrevería a proponer que al igual que el alumno es valorado al final de las practicas, de igual forma se pudiera disponer de una herramienta de valoración con respecto a la persona que ha sido responsable de las mismas. De esta forma se podría dejar a los alumnos en manos de quien realmente esté dispuesto a tomarse la tarea de formación en serio y con rigor.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: