Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘confianza’

El secreto está en las ganas... (1)El diccionario Webster (Merrill E. Douglas, Donna N. Douglas, 1997) define un equipo como “un grupo que trabaja en común”, más profundamente es “un conjunto de personas que deben confiar en la colaboración colectiva para que cada miembro experimente el mayor éxito y logre más ampliamente sus objetivos”.

No descubro nada nuevo si digo que el trabajo en equipo favorece la organización, la innovación, la satisfacción, la calidad y la excelencia en el desarrollo de nuestra profesión. En mi opinión, el trabajo en equipo no es simplemente la suma de las diferentes aportaciones individuales y va mucho más allá de esto.

La “comunicación” es la base del trabajo en equipo y es imposible obtener unos resultados satisfactorios si esta falla. Una comunicación abierta entre todos los miembros del equipo es esencial a la hora de coordinar las diferentes actuaciones individuales. Cuántos problemas y situaciones desagradables se resolverían con un diálogo abierto y directo entre todas las partes implicadas. Esto que debería ser una realidad en nuestro entorno de trabajo cotidiano, en la práctica diaria parece que es muy difícil de conseguir.

Otro pilar para mi muy importante es la “confianza”. Todos y cada uno de los miembros del equipo han de poder confiar en el buen hacer de sus compañeros y han de anteponer el éxito del equipo por encima del lucimiento personal e individual de cada uno. Esto es, como se dice en mi pueblo, lo que viene siendo “remar a favor de obra”.

Nada de todo esto tiene sentido ni sirve de nada cuando falla algo tan fundamental como el “respeto”. Como profesionales, todos y cada uno de nosotros, meremos TODO el respeto tanto por parte de nuestros superiores como por el de los propios compañeros, independientemente del lugar que ocupemos en el equipo de trabajo.

Mi experiencia personal me ha demostrado que cuando te sientes a gusto con tu trabajo y en un equipo  en el que te sientes plenamente integrada, acogida y respetada; tu propia satisfacción laboral hace que el paciente se sienta a su vez mucho más satisfecho con el cuidado y con el trato recibido.

Si a pesar de todo no tienes la suerte de sentir que formas parte de un gran equipo y piensas que nunca es suficiente lo que haces para integrarte, mi consejo es: “Sonríe siempre”, lo sé, a veces no es fácil ni tenemos motivos y ganas de sonreírle a nadie, pero hay una maravillosa razón para seguir haciéndolo y es que “las sonrisas no se gastan”.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: