Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Menopausia’ Category

índiceLa sequedad vaginal es la consulta ginecológica más frecuente relacionada con la actividad sexual. De hecho, esta afección es cuatro veces más probable durante las relaciones sexuales. Según la bibliografía científica, la prevalencia de sequedad durante la respuesta sexual oscila entre el 31% en EEUU y el 5% en España, incrementándose este porcentaje al 40% en la menopausia.

La mayoría de la literatura científica se centra especialmente en la prevención del cáncer ginecológico. Sin embargo, pese a su importancia, los trastornos y la patología del tracto genital inferior femenino han tenido una escasa atención médica. La sequedad vaginal es la más frecuente entre las consultas que tienen que ver con las relaciones sexuales. Aunque la sequedad vaginal parece mucho más frecuente durante los procesos menopáusicos, la evidencia certifica también que esta afección se asocia a un flujo escaso en mujeres fértiles.

Definición y Causas

La lubricación de la vagina está controlada por el sistema nervioso neuro-hormonal, de modo que las hormonas femeninas tienen aquí un papel fundamental. Cuando hay oscilaciones o déficit de estrógenos o progesterona, como por ejemplo en la menopausia, aparece la sequedad. La menopausia no es la única responsable: las infecciones vaginales, el estrés o algún tipo de medicamentos (antihistamínicos, hipotensores, antibióticos) pueden ser el origen. Los anticonceptivos orales suelen ser causa frecuente de la sequedad vaginal y los DIU hormonales también pueden provocarla, pero no sucede lo mismo con los DIU que no contienen hormonas. La sequedad vaginal es un problema común y sobre todo a medida que pasan los años, pero no por ello hay que resignarse a sufrirlo.  Sólo un 25% de las mujeres que lo padecen consulta con el médico mejorando así su calidad de vida.

Se ha demostrado que las mujeres que mantienen relaciones sexuales con más frecuencia están más protegidas en este aspecto ya que la vagina se lubrica de forma natural durante el coito. Cuando esta patología afecta a las relaciones sexuales, lejos de evitarlas lo que hay que hacer es utilizar un lubricante íntimo soluble en agua y de pH ligeramente ácido.

Síntomas

  • Dolor al mantener relaciones sexuales (dispaurenia)
  • Picores vaginales
  • Irritaciones y malestar
  • La pérdida de humedad produce una disminución de la flora vaginal protectora y facilita la aparición de infecciones

Diagnóstico

Un periodo transitorio de 1 o 2 meses de sequedad se considera dentro de la normalidad. Ante un tiempo más largo de falta de lubricación, hay que consultar con el ginecólogo para que pueda identificar la causa del problema y poner un tratamiento. Para el diagnóstico se realiza un cultivo de flujo vaginal y, en algunos casos, también se pedirá una analítica hormonal.

Tratamiento

  • Cuando la causa es una infección, un problema hormonal u otro tipo de afección en la zona vulvar o vaginal, habrá que tratar el problema de forma específica y una vez resuelto la sequedad vaginal también desaparecerá.
  • La terapia hormonal sustitutiva se reserva sólo para casos muy concretos. Lo que sí son efectivas y con menos efectos secundarios, son las cremas vaginales con hormonas. Se aplican fácilmente y los síntomas mejoran con rapidez.
  • La fitoterapia también es una alternativa eficaz. Hay plantas que tienen una acción muy similar a los estrógenos (bardana, salvia, angélica cimicífuga…). Conviene consultar con el médico antes de tomarlas para evitar posibles interacciones.
  • La prevención es muy importante. Hay estudios que afirman que una dieta rica en soja resulta de ayuda. También es conveniente manener una estricta higiene íntima, utilizando productos adecuados y evitando la ropa interior sintética.

 

 

 

Read Full Post »

Cumplidos los 40 suelen ir apareciendo paulatinamente diferentes síntomas que nos indican la llegada del climaterio o menopausia. Ante la llegada de la menopausia las mujeres sufrimos una auténtica revolución hormonal acompañada de una serie de síntomas y molestias.

La menopausia puede resultar molesta y alterar nuestro ritmo de vida pero en ningún caso debemos considerarla como una enfermedad sino como una etapa más de nuestra vida. Podemos convivir con ella perfectamente y adoptando ciertos hábitos mejorar y suavizar el paso por esta inevitable situación.

Síntomas

  • Cambios en el periodo menstrual.
  • Sofocos
  • Sudores nocturnos.
  • Sequedad vaginal.
  • Problemas para conciliar el sueño.
  • Cambios en el estado de ánimo y en algunos casos hasta depresión.

Estos síntomas se producen porque el organismo genera menos estrógenos.

Recomendaciones

  • Ejercicio Físico.- Es un gran aliado porque con la llegada de la menopausia, las mujeres estamos más expuestas a sufrir determinadas enfermedades (cardiovasculares, diabetes, hipertensión, osteoporosis), pero con la práctica de ejercicio podemos prevenirlas. El ejercicio físico ayuda a mantener las arterias limpias y flexibles, controlar el colesterol, regular la tensión arterial y conlleva un aumento de masa ósea.
  • Consumir Fitoestrógenos.- Conocidos como “estrógenos vegetales“, las isoflavonas son capaces de actuar como estas hormonas aunque de una forma más suave. Diferentes estudios han demostrado que funcionan de manera similar a los estrógenos femeninos, inhibiendo ciertas enzimas malignas y actuando como antioxidantes e inmunoestimulantes. Por otra parte también reducen el riego de pérdida de masa ósea, disminuyen los sofocos y evitan los cambios de estado de ánimo. Los podemos encontrar en la soja, el tofu, el tempe, el natto, el miso y ciertos cereales como el lino y el trigo.
  • Si fuma, deje de hacerlo.
  • Consultar con el médico y hacerse los controles periódicos que sean necesarios.

El consumo de fitoestrógenos junto con una dieta sana y equilibrada y la práctica de ejercicio físico serán la clave para que la llegada de la menopausia nos pase prácticamente desapercibida.

Read Full Post »

A partir de los 30 años, debido a las circunstancias hormonales, la mujer va perdiendo masa muscular. La producción de estrógeno y la cantidad de testosterona varía. La testosterona es la hormona que se encarga de la formación de masa muscular y de la eliminación de grasa. Por todo esto, a partir de una determinada edad la mujer no tiene más remedio que reponer la masa muscular a través del ejercicio físico. De la misma forma, debe vigilar su dieta si no quiere cargar con más grasa y por el bien de su salud y bienestar.

Dieta y Edad

  • Juventud. La dieta es similar en el hombre y en la mujer. Hidratos de Carbono, proteínas y mucha fruta y verdura.
  • Apartir de 30 años. En esta etapa la mujer cambia 1 kilo de músculo por 1 de grasa. En este momento hay que empezar a tomar en serio el ejercicio físico.
  • Hacia los 40 años. El metabolismo de la mujer se vuelve más lento, salvo en profesiones muy activas y en algunas excepciones. Por este motivo se deben reducir las calorías ingeridas y procurar llevar una dieta sana, con menos grasas y optando por cocinar al vapor o al horno. Es muy importante tomar frutas y verduras y aumentar el consumo de lácteos desnatados para acumular calcio y evitar la osteoporosis.
  • Más de 40. En esta época es fundamental una dieta equilibrada para evitar la hipertensión y la osteoporosis. Se debería reducir a menos de 2 gramos al día la sal y controlar la cantidad de ácidos grasos y colesterol. Es importante tomar una dieta rica en calcio y productos lácteos preferiblemente desnatados. No olvidar el ejercicio físico, es conveniente relizar entre 20 y 30 minutos diarios de ejercicio adecuado a cada persona.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: