Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 noviembre 2012

La gripe es una enfermedad vírica infecciosa y aguda, provocada por el virus influenza. Se da con mayor frecuencia en mayores de 65 años y menores de 15 y suele aparecer como epidemia entre noviembre y marzo. Se transmite de persona a persona por medio de las secreciones respiratorias con un periodo de incubación entre 1 y 5 días. El periodo de contagio se extiende desde 24/48 horas antes del inicio de los síntomas hasta 5/6 días después.

No existe tratamiento específico para la gripe y este es puramente sintomático a base de analgésicos, antipiréticos, antitusivos, mucolíticos y siempre bajo prescripción médica. La vacunación es la principal medida de prevención y es necesario vacunarse cada año, debido a que las cepas que componen la vacuna varían de una temporada a otra en función de la mutación del virus.

La vacuna se administra por vía intramuscular o subcutánea profunda en el brazo (músculo deltoides)en adultos y niños. En los niños pequeños se administra en la parte anterolateral del muslo. Puede provocar reacciones locales como enrojecimiento, induración o dolor en la zona de punción. Estas reacciones suelen ser normales y leves, se resuelven de forma natural y espontánea. Las reacciones alérgicas tipo asma son muy poco frecuentes.

Quién debe  vacunarse

  • Niños y ancianos
  • Personas con procesos respiratorios crónicos como EPOC.
  • Personas con problemas cardiovasculares (HTA, Cardiopatías…).
  • Personas con trastornos metabólicos mal controlados.
  • Pacientes en tratamiento que ocasione problemas de inmunidad pero siempre bajo indicación médica.
  • Cuidadores de personas incluidas en los grupo de riesgo arriba mencionados.
  • Embarazadas en 2º y 3º trimestre pero bajo prescripción del Tocólogo.
  • Profesionales sanitarios y aquellos que realizan su actividad en contacto con aglomeraciones, miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, bomberos, profesorado…

Recomendaciones

  • Evitar aglomeraciones y ambientes cerrados.
  • No conpartir objetos de personas infectadas que puedan estar contamidados.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Lavarse las manos habitualmente y procurar no estornudar sobre ellas.
  • Utilizar pañuelos desechables.
  • Ventilar adecuadamente las habitaciones.
  • Seguir una alimentación rica en frutas y verduras.
  • No abusar del alcohol y evitar el tabaco.

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: