Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 octubre 2012

Hace tan solo unos años, los teléfonos móviles eran de gran tamaño, con una cobertura limitada y utilizados por un grupo reducido y selecto de la población. Hoy en día ni se nos pasa por la imaginación que nuestro móvil no nos permita navegar por internet, controlar el correo electrónico, gestiónar contactos, calendario, calculadora, juegos, cámara de fotos, grabador de vídeo, sistemas de posicionamiento global, etc. Los actuales smartphones integran todo tipo de aplicaciones que facilitan estas tareas y que los convierte en pequeños ordenadores de bolsillo que ofrecen posibilidades de personalización mediante el uso de múltiples y diversas aplicaciones disponibles en las plataformas de descarga de cada sistema operativo.

Indudablemente, el desarrollo tecnológico influye en nuestros hábitos de vida y la sorprendente evolución del mundo de la telefonía móvil es un claro ejemplo de ello. La tecnología avanza a pasos agigantados y la sanidad debería ser consciente de este cambio para adaptarse paulatinamente a la nueva situación, en beneficio de los pacientes, adoptando una serie de medidas indispensables para el futuro.

Principales aplicaciones de interés médico

Tanto en  App Store como en Android Market, se pueden ver todas las aplicaciones catalogadas por secciones temáticas. Entre estas secciones se incluye un apartado de medicina. Cuando se quiere acceder a la descarga de una aplicación concreta, también es posible realizar una búsqueda simple, para ello basta con introducir el nombre de la aplicación en la casilla de búsqueda. En el apartado de medicina hay un inmenso número de aplicaciones disponibles de modo que me centraré en las descargas gratuitas más relevantes:

Aplicaciones divulgativas: miniatlas

Los miniatlas son una base de datos de imágenes etiquetadas con un sencillo sistema de búsqueda y unas ilustraciones con texto explicativo. Se dispone de la posibilidad de ampliar las imágenes y pueden servir de ayuda a los médicos para comunicarse con sus pacientes y explicarles la patología que les afecta. Suelen estar patrocinadas por la industria farmacéutica y proporcionan gratis imágenes, esquemas y gráficos de muy buena calidad para múltiples patologías.

Actualmente están disponibles en App Store diversos miniatlas patrocinados por GSK:

  • Anatomía (GSK).
  • Anatomía de vías respiratorias superiores (GSK).
  • Ginecología (GSK).
  • Hiperplasia prostática benigna (GSK).

 

Aplicaciones de ayuda a la decisión clínica
La posibilidad de acceso inmediato a información de ayuda a la decisión clínica a través del dispositivo móvil se ha convertido en una fuente de conocimientos que permite mejorar la actividad asistencial vinculada a numerosos actos médicos. Por medio de determinadas aplicaciones se puede revisar la ficha técnica de un medicamento  antes de su prescripción, calcular variables de interés en el diagnóstico y tratamiento de ciertas patologías o consultar la bibliografía más relevante con tan sólo recurrir a la conexión móvil.
Para consultar bases de datos de medicamentos existen aplicaciones de conocidas guías como el Vademecum, disponible para Android a través de la plataforma Google Play.
La aplicación “Interacciones Medicamentosas”, disponible para iPhone y para iPad, incluye las interacciones más importantes entre diferentes fármacos.

Otro tipo de aplicación que se ha hecho popular entre los profesionales sanitarios son las calculadoras de variables médicas. Este tipo de aplicaciones ofrecen resultados basados en diferentes escalas de medida de múltiples patologías. Algunas de las calculadoras clínicas gratuitas disponibles en App Store son: Clinical Calc y Calculate, ambas en inglés.

Las fuentes de información bibliográfica llevan tiempo implantadas en el mundo de los smartphones. Muchas revistas médicas ofrecen sus contenidos a través de aplicaciones descargables desde App Store:

  • New England Journal of Medicine.
  • British Medical Journal.
  • Chest.
  • Journal of Clinical Oncology.
  • Critical Care Medicine.
  • RNSA Radiology.
  • Anesthesiology.

Las aplicaciones también pueden utilizarse para la consulta de bases de datos de revistas médicas. La aplicación PubMed On Tap se conecta a la base de datos PubMed y proporciona acceso a todos los artículos de ésta. UpToDate es una fuente de información médica basada en la evidencia con gran difusión en el mundo hospitalario, disponible para iPhone, iPad y dispositivos con sistema operativo Android.

Hay que destacar Medscape como una de las aplicaciones médicas más populares para iPhone, también disponible de forma gratuita para Android. Contiene un directorio de referencia sobre fármacos, enfermedades, procedimientos y protocolos, además de ser una fuente de noticias médicas.

Aplicaciones de ayuda al control de salud

En las plataformas de descarga también están disponibles numerosas aplicaciones para el seguimiento de diferentes parámetros de salud y que pueden resultar muy útiles, como el registro de la presión arterial en hipertensos o un registro de glucemias para diabéticos. En las aplicaciones Android, los datos recogidos se pueden compartir con el médico a través de Google o por correo electrónico.
También pueden encontrarse aplicaciones para medir el índice de masa corporal, calendarios de gestación, cálculo de pulsaciones, programas de control de la forma física en deportistas, etc.

Read Full Post »

Se define el accidente cerebrovascular (ACV) como la aparición repentina de un déficit neurológico causado por un trastorno de la circulación cerebral, ya sea por rotura o por obstrucción de un vaso. Esta situación produce una isquemia parcial o total del parénquima cerebral y además podría existir un aumento de la presión intracraneal.

Clasificación

  • Ictus isquémico: Obstrucción (por ejemplo, por un trombo) en un vaso sanguíneo. Tiene una elevada frecuencia y mortalidad y es uno de los principales responsables de la incapacidad permanente en el adulto. Representa la causa más importante de hospitalización neurológica y tiene grandes repercusiones sociales, sanitarias y económicas.
  • Ictus hemorrágico: Se produce cuando un vaso sanguíneo se rompe, causando un sangrado dentro del cerebro.

Síntomas

  • Pérdida brusca de movimiento o debilidad del brazo, la pierna o la cara, especialmente cuando se produce en un lado del cuerpo.
  • Problemas repentinos de visión, en uno o en ambos ojos.
  • Dolor de cabeza repentino, sin causa conocida.
  • Dificultad en el habla, balbuceo, incapacidad para encontrar las palabras adecuadas o no ser capaz de comprender lo que otras personas dicen.
  • Problemas repentinos al caminar o pérdida del equilibrio o de la coordinación.
  • Sensación brusca de acorchamiento u hormigueo en la cara, el brazo y/o la pierna de un lado del cuerpo.

Código Ictus

El código ictus es un protocolo de actuación prehospitalaria o extra hospitalaria basado en el reconocimiento de manera precoz de los signos y síntomas de un accidente cerebrovascular de posible naturaleza isquémica, con la consiguiente priorización de cuidados y traslado inmediato a un Centro Capacitado de aquéllos pacientes candidatos a beneficiarse de una terapia de reperfusión y de cuidados especiales en una unidad de ictus.

Los objetivos del Código Ictus son los siguientes:

  • Disminuir el tiempo entre el inicio del ictus y el acceso a un diagnóstico y tratamiento rápido.
  • Incrementar el número de pacientes con ictus tratados con fibrinólisis.
  • Reducir la dependencia de los pacientes para realizar las actividades de la vida diaria, la necesidad de cuidados permanentes e incluso reducir la mortalidad.

Código Ictus Extra hospitalario

Es un sistema que permite la rápida identificación, notificación y traslado de los pacientes con ictus agudo a los hospitales de referencia preparados para realizar trombolisis en el ictus. A la vez que se traslada al paciente, el neurólogo del hospital de referencia puede poner en marcha el proceso intrahospitalario de diagnóstico y preparación del cuidado médico.

Criterios de activación del Código Ictus Extra hospitalario

  1. Debe existir déficit neurológico focal, agudo y objetivable en el momento de la valoración, que sea sugerente de isquemia cerebral.
  2. Se debe conocer con exactitud la hora de inicio de los síntomas. Si el paciente despierta con la clínica neurológica, la hora de inicio será la última en la que al paciente se le vio despierto y asintomático.
  3. Posibilidad de llegar al hospital dentro de las 3 horas y media desde el comienzo de los síntomas, puesto que para la realización del protocolo intrahospitalario se precisa alrededor de 1 hora y el límite para iniciar el tratamiento trombolítico en el ictus es de 4 horas y media.
  4. Ser previamente independiente en su auto cuidado y actividades básicas de la vida diaria.
  5. Ausencia de enfermedad terminal.

Criterios de exclusión del Código Ictus Extra hospitalario

  1. Paciente asintomático a la llegada de los sanitarios.
  2. Cualquier síntoma o signo que nos haga pensar en una hemorragia activa en el momento actual.
  3. Cualquiera de los tres antecedentes médicos siguientes:
  • Hemorragia digestiva en los tres últimos meses.
  • Retinopatía hemorrágica (por ejemplo en la diabetes).
  • Hepatopatía grave (incluyendo insuficiencia hepática, cirrosis, hipertensión portal, varices esofágicas y hepatitis activa).
  1. Cualquiera de los tres antecedentes neurológicos siguientes:
  • Ictus en los tres meses previos.
  • Hemorragia intracraneal independientemente del tiempo.
  • Patología del SNC potencialmente generadora de sangrado (como por ejemplo aneurismas malformaciones arteriovenosas o tumores intracraneales con riesgo de sangrado).
  1. Cualquiera de los tres procedimientos siguientes:
  • Intervención quirúrgica mayor en los tres últimos meses.
  • Punción reciente de un vaso sanguíneo no compresible (por ejemplo vena subclavia o yugular), o bien punción lumbar en los 7 días previos.
  • Masaje cardíaco externo traumático o partos recientes (en los diez días previos)

En la actualidad, se dispone de evidencia científica suficiente como para afirmar que el tipo de atención ofrecida a los pacientes con ictus durante la fase aguda es el principal factor que puede modificar la evolución de estos pacientes. Una asistencia organizada y específica, un diagnóstico rápido y preciso, una corrección de las complicaciones que agravan el daño neurológico, un tratamiento repermeabilizador mediante trombólisis, si está indicado, y una rehabilitación precoz, mejoran el resultado funcional de los pacientes con ictus.

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: