Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14 junio 2012

El colesterol supone un factor de riesgo silencioso en las enfermedades cardiovasculares que puede controlarse con una alimentación variada y equilibrada, unos hábitos de vida saludables y ejercicio físico. Diversos estudios concluyen que los productos enriquecidos con esteroles vegetales contribuyen a reducir los niveles de colesterol.

A partir de mañana inicio el reto Flora pro.activ para comprobar, en mi propia persona, en que medida este tipo de productos ayudan a conseguir unos niveles de colesterol saludables.

El plan es el siguiente:

  • Cambiar la leche habitual del desayuno por la bebida láctea Flora pro.activ
  • Tomar diariamente una tostada untada con Flora pro.activ
  • Sustituir grasas saturadas (mantequilla) por grasas insaturadas (aceites vegetales)
  • Tomar carne magra (pollo, conejo, pavo…)
  • Optar por productos lácteos desnatados
  • Evitar fritos, embutidos y pasteles
  • Tomar pescado azul, al menos, 2 veces por semana
  • Aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales
  • Incluir en la dieta alimentos como el aguacate y los frutos secos
  • Realizar, todos los días, media hora de actividad física

Dentro de 21 días os contaré los resultados!!

 

Read Full Post »

Aparición repetida de despertares bruscos que suelen estar precedidos por gritos o lloros de angustia. Suelen aparecer durante el primer tercio del sueño y prolongarse por espacio de 1-10 min. Se acompañan de activación vegetativa y manifestaciones comportamentales de miedo intenso, por ejemplo, taquicardia, taquipnea y sudoración. Este tipo de parasomnia se caracteriza porque durante el episodio, es difícil despertar o calmar al niño y no responde a los esfuerzos de los demás por tranquilizarle. Si éste consigue despertarse, no recuerda nada del contenido del terror o bien sólo imágenes fragmentadas y aisladas. Al levantarse por la mañana, es típica la amnesia sobre lo acontecido durante la noche.

Los terrores nocturnos son más comunes en los niños de edades entre 5 y 7 años, aunque pueden ocurrir también en niñas.  Pueden ser hereditarios. Se pueden presentar en los adultos, especialmente cuando hay tensión emocional o consumo de alcohol.

Muchas veces los Terrores Nocturnos pueden ser confundidos con las pesadillas, pero en realidad se tratan de procesos diferentes.

Causas

Se desconoce la causa, pero estos terrores nocturnos pueden desencadenarse por:

  • Fiebre
  • Falta de sueño
  • Períodos de tensión emocional, estrés o conflictos

Tratamiento

Los terrores nocturnos normalmente desaparecen con el tiempo y no suelen precisar tratamiento farmacológico, salvo en aquellos casos que por su frecuencia o intensidad constituyan un problema para el niño y así lo estime un profesional de la salud. Para estos casos el pediatra o médico puede prescribir fármacos de la familia de las benzodiacepinas de conocido efecto ansiolítico. De confirmarse la existencia de factores externos desencadenantes, debería actuarse sobre ellos a fin de solucionar el problema. Durante los episodios simplemente habrá que vigilar y evitar cualquier daño físico derivado del estado en el que se encuentra el niño.

  • No hablarle ni intentar despertarle.
  • Esperar a que el episodio siga su curso natural bajo vigilancia.
  • Abrazar al niño, calmarle y pasarle una toalla refrescante por la cara.
  • Asegurarse de que el niño tiene un horario regular de sueño y que descansa lo suficiente.

En ocasiones son de utilidad las técnicas que enseñan al niño a afrontar los sueños que le provocan ansiedad. Se trata de entrenar la relajación y hacer que el sueño pierda su carácter amenazante.

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: