Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 febrero 2012

El exceso de presión en las arterias mantenida durante un período de años y no tratada puede llevar a un gran número de complicaciones, aumentando el riesgo de que el paciente desarrolle una enfermedad cardíaca, renal o un accidente cerebrovascular. El antecedente de presión arterial está presente en ocho de cada diez casos de insuficiencia cardiaca y el 90% de los pacientes que han sufrido un ictus son hipertensos.

Los especialistas señalan que es muy importante que el paciente esté informado sobre su enfermedad y sobre el tratamiento que debe seguir en cada caso, dado que es una enfermedad que puede conllevar a otras patologías más serias; y aconsejan realizar controles periódicos de la presión arterial por su gran utilidad en la práctica clínica en la detección, diagnóstico y control evolutivo de la hipertensión arterial.

Complicaciones Vasculares

Los vasos sanguíneos sometidos a un aumento de presión continuo, se engrosan y pierden flexibilidad facilitando la fijación de las grasas que circulan en exceso en la sangre. A nivel de las arterias de los riñones, la arteriosclerosis hace que llegue menos flujo al riñón, y los riñones responden liberando renina, una hormona que a su vez causa un aumento de la TA. Esto aumenta la HTA y causa aún más daño sobre los vasos sanguíneos.

Complicaciones Cardíacas

Cuanto más elevada sea la presión arterial, mayor será el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o insuficiencia cardíaca. La hipertensión afecta al corazón de dos formas:

  • Favoreciendo indirectamente la arteriosclerosis y la obstrucción de las arterias coronarias y, consecuentemente, el infarto de miocardio o el síndrome de isquemia crónica miocárdica.
  • Sometiendo al corazón a una sobrecarga de presión. El músculo cardíaco se hipertrofia, es decir, sus paredes adquieren más grosor como mecanismo compensatorio.

De una u otra forma, el miocardio acaba siendo insuficiente y falla en su función de bomba impulsora. La sangre es incapaz de llegar a la periferia. Con frecuencia, la hipertensión también produce arritmias.

Complicaciones Cerebrales
la HTA representa la primera causa de complicación cerebrovascular afectando las paredes arteriales y produciendo el endurecimiento de las mismas. En las arterias estrechas y dañadas se pueden producir coágulos sanguíneos provocados por las placas de ateroma. Éstos podrían impedir el flujo de sangre a una porción del cerebro, lo que podría provocar una trombosis (trombo “in situ”) o una embolia (el trombo llega al cerebro desde otra zona).
En la hipertensión arterial, la posibilidad de que se rompa un aneurisma cerebral
es muy alta. Esta anomalía consiste en una dilatación de pequeños vasos del cerebro. Al soportar una presión elevada, es fácil que se rompa y produzca una hemorragia produciendo, una compresión del cerebro que se manifiesta por pérdida de consciencia y/o de la capacidad motora y sensible de una determinada zona del cuerpo.

Complicaciones Renales
La hipertensión puede contraer los vasos sanguíneos que van a los riñones, lo que podría afectar los filtros renales. Esto dificulta la eliminación de desechos que se encuentran en la sangre. Con el tiempo, ambos riñones podrían fallar, haciendo necesaria la diálisis o un trasplante.

Complicaciones Oftalmológicas
La retina es la pantalla de la parte posterior del ojo en la que se enfocan las imágenes. Los vasos sanguíneos de la retina podrían reventarse o ser bloqueados por coágulos sanguíneos. Esto podría ocasionar la pérdida temporal de la vista, e incluso la ceguera.

Read Full Post »

Enfermedad crónica caracterizada por un incremento continuo de las cifras de presión sanguínea basal en las arterias. Corresponde a cifras mayores de 140/ 90 mm/hg. La hipertensión arterial es una enfermedad en sí misma pero también es un importante factor de riesgo en enfermedades cardio-cerebro-vasculares. Es posible que la hipertensión sea el problema de salud más frecuente en los adultos y el factor de riesgo principal relacionado con las enfermedades cardiovasculares. Según un estudio realizado por la Unidad de Medicina Interna del Hospital Universitario de La Princesa (Madrid), aproximadamente un 30-35% de la población adulta es hipertensa, siendo mayor la incidencia entre los varones hasta los 40-45 años para posteriormente igualarse hasta los 50-55 años, momento en el que la prevalencia en la mujer supera al varón. Parece claro que la menopausia, la mayor prevalencia de obesidad en mujeres mayores de 50 años y la mayor mortalidad precoz cardiovascular en hombres, contribuyen a este hecho. El envejecimiento de la población, la obesidad y el sedentarismo podrían contribuir a elevar la prevalencia de la hipertensión arterial, y se calcula que en 2025 podría haber en el mundo unos 588 millones de personas de hipertensos.

Causas

HTA Primaria (esencial o idiopática).- No se conocen los motivos. Multicausal. Alrededor del 90% de los casos de HTA son de este tipo.
HTA Secundaria.- Comprende el 10% de los casos restantes. Las causas más frecuentes son:

  • Enfermedades renales o vasculo-renales
  • Enfermedades endocrinas
  • Tumores productores de Renina
  • Coartación de la aorta
  • Toxemia en el embarazo (eclampsia)
  • Ingesta de fármacos (anticonceptivos orales, antiinflamatorios no esteroideos, corticoides, etc.)

Diagnóstico

La presión arterial se mide en reposo y el diagnóstico no puede basarse en una sola medición. Son necesarias al menos tres mediciones en tres días diferentes. La medición puede realizarse con fonendoscopio y esfigmomanómetro o con aparatos automatizados. También es útil la automedida de la presión por el propio paciente con la ayuda de aparatos automáticos porque evita el llamado fenómeno de “bata blanca” (nerviosismo y estrés) que sufren los pacientes en la consulta, alterando las mediciones.

Signos y síntomas
En las primeras fases, la HTA esencial suele cursar de manera asintomática o con sintomatología inespecífica (fatiga, dolor de cabeza, mareo, zumbido de
oídos, taquicardia, visión borrosa, etc.) . A medida que progresa pueden aparecer complicaciones en órganos diana que pueden cursar de forma subclínica. Estas complicaciones pueden ser detectadas por distintos métodos diagnósticos y son ya expresiones de un riesgo cardiovascular muy alto.

Tratamiento
La coexistencia de los distintos factores de riesgo cardiovasculares (tabaco, obesidad, colesterol, estrés, etc.) hace que el tratamiento tenga que ser abordado de una forma global. Antes de prescribir medicamentos es recomendable aplicar medidas alternativas.

  • Dieta Hiposódica.- Disminuir la ingesta de sal total hasta una cantidad menor de una cucharadita al día. Las necesidades diarias de sal están en torno a 6 gramos al día (media cucharadita), pero en una dieta occidental normal se consume ocho veces dicha cantidad. Mantener un consumo adecuado de calcio, magnesio y potasio también ayuda para evitar la medicación en lo posible.
  • Dieta Sana y Equilibrada.- En caso de sobrepeso se aconseja perder peso. Una pérdida de tan sólo 5 kilos puede disminuir la tensión arterial. En las personas con diabetes o colesterol elevado son muy importantes los cambios en la dieta.
  • Abandonar el Tabaco.– El riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular de los hipertensos que fuman es el doble del que tienen los hipertensos que no fuman, y es aún más dañino en menores de 40 años. Es especialmente necesario eliminarlo por completo en hipertensos jóvenes. Otra razón es que la sangre de los fumadores se coagula más fácilmente que la de los no fumadores, lo que aumenta mucho la posibilidad de que se produzcan trombos obstructivos en las arterias de mediano y pequeño calibre.
  • Ejercicio Físico.- El ejercicio físico regula la TA y además, reduce de forma importante los otros factores de riesgo. Por ejemplo, disminuye las lipoproteínas LDL (colesterol malo) y aumenta las lipoproteínas protectoras HDL (colesterol bueno). Asimismo, disminuye el factor de la coagulación: el fibrinógeno. El ejercicio físico ayuda a mantener el peso adecuado y contribuye a la liberación de endorfinas, que producen sensación de relajación y bienestar y también ayuda a los fumadores a abandonar el hábito. El efecto beneficioso del ejercicio físico se logra con la regularidad más que con la intensidad o la cantidad. No debe iniciarse sin control y al principio ha de ser suave. El ejercicio más fisiológico es el aeróbico o dinámico que comporta mucho movimiento y poca resistencia: andar, correr, nadar, etc. Se desaconseja a los hipertensos la práctica de deportes competitivos como squash, tenis, frontón, y de resistencia: levantar pesas, ejercicios de musculación, etc. Este tipo de ejercicio puede incrementar la presión arterial hasta límites peligrosos.

Hay veces que la dieta y el ejercicio físico no son suficientes y es necesario un tratamiento farmacológico. Los fármacos antihipertensivos constituyen un grupo de medicamentos que selectivamente se emplean para producir un descenso de la presión arterial. Son varias familias de fármacos y su mecanismo de acción es diferente para cada una de ellas: Diuréticos, Betabloqueantes, Inhibidores y Antagonistas de la Angiotensina, Vasodilatadores, etc…

Prevención

  • Realizar controles periódicos de presión arterial.
  • Seguimiento de un estilo de vida saludable.

Read Full Post »

Las grasas son necesarias para el funcionamiento correcto del organismo y, aunque a primera vista parezcan perjudiciales, no todas lo son. Por el contrario, determinado tipo de grasa puede ser muy saludable para combatir algunas enfermedades. Los ácidos grasos Omega 3 reducen el colesterol, tienen propiedades cardiosaludables y pueden estar relacionados con una menor incidencia de cáncer. Se trata de ácidos grasos poliinsaturados y esenciales, lo que significa que no pueden ser sintetizados por el propio organismo y han de ser aportados con la dieta. Una de las principales fuentes de Omega 3 es el pescado.

Propiedades

  • Disminuyne la agregación plaquetaria evitando la tendencia a formar pequeños trombos y placas de ateroma.
  • Reducen los triglicéridos y el colesterol LDL, pero para lograrlo hay que reducir, a su vez, el consumo de grasas saturadas.
  • Posee cualidades antiinflamatorias, por lo que resultarían beneficiosos en procesos neurológicos, cardiovasculares, articulares…
  • Son beneficiosos para el tejido cerebral y para prevenir el alzheimer. En el cerebro los lípidos juegan un papel fundamental, los ácidos grasos Omega-3 están implicados en la maduración y el crecimiento cerebral y retiniano del niño (por eso la leche materna lleva estos ácidos grasos).

El pescado azul es una de las principales fuentes de Omega3, por eso es muy recomendable incluirlo en la dieta 2 o 3 veces por semana

Tipos de Pescado

  • Pescado azul.- Salmón , sardina boquerón, atún, caballa… Son ricos en ácidos grasos poliinsaturados Omega3 y Omega6, así como en todos lo aminoácidos esenciales (lisina, tritófano…)
  • Pescado semigraso.- Besugo, lubina, dorada o salmonete.
  • Pescado Blanco.- Son los ideales cuando se busca un mayor aporte de proteínas porque contiene todos los aminoácidos esenciales y su aporte calórico es bajo.

Otras fuentes de Omega3

  • Nueces.- Se recomienda tomar 2 nueces todos los días. Aportan vitaminas A y E, minerales como calcio y magnesio y un alto contenido en ácidos grasos esenciales poliinsaturados. Son muy buenas para reducir el colesterol.
  • Semillas de cáñamo.- Mantienen un porcentaje perfecto de Omega3 y Omega6. La mejor forma de consumirlas es a través de la leche enriquecida con ellas.

 

Read Full Post »

índiceLa sequedad vaginal es la consulta ginecológica más frecuente relacionada con la actividad sexual. De hecho, esta afección es cuatro veces más probable durante las relaciones sexuales. Según la bibliografía científica, la prevalencia de sequedad durante la respuesta sexual oscila entre el 31% en EEUU y el 5% en España, incrementándose este porcentaje al 40% en la menopausia.

La mayoría de la literatura científica se centra especialmente en la prevención del cáncer ginecológico. Sin embargo, pese a su importancia, los trastornos y la patología del tracto genital inferior femenino han tenido una escasa atención médica. La sequedad vaginal es la más frecuente entre las consultas que tienen que ver con las relaciones sexuales. Aunque la sequedad vaginal parece mucho más frecuente durante los procesos menopáusicos, la evidencia certifica también que esta afección se asocia a un flujo escaso en mujeres fértiles.

Definición y Causas

La lubricación de la vagina está controlada por el sistema nervioso neuro-hormonal, de modo que las hormonas femeninas tienen aquí un papel fundamental. Cuando hay oscilaciones o déficit de estrógenos o progesterona, como por ejemplo en la menopausia, aparece la sequedad. La menopausia no es la única responsable: las infecciones vaginales, el estrés o algún tipo de medicamentos (antihistamínicos, hipotensores, antibióticos) pueden ser el origen. Los anticonceptivos orales suelen ser causa frecuente de la sequedad vaginal y los DIU hormonales también pueden provocarla, pero no sucede lo mismo con los DIU que no contienen hormonas. La sequedad vaginal es un problema común y sobre todo a medida que pasan los años, pero no por ello hay que resignarse a sufrirlo.  Sólo un 25% de las mujeres que lo padecen consulta con el médico mejorando así su calidad de vida.

Se ha demostrado que las mujeres que mantienen relaciones sexuales con más frecuencia están más protegidas en este aspecto ya que la vagina se lubrica de forma natural durante el coito. Cuando esta patología afecta a las relaciones sexuales, lejos de evitarlas lo que hay que hacer es utilizar un lubricante íntimo soluble en agua y de pH ligeramente ácido.

Síntomas

  • Dolor al mantener relaciones sexuales (dispaurenia)
  • Picores vaginales
  • Irritaciones y malestar
  • La pérdida de humedad produce una disminución de la flora vaginal protectora y facilita la aparición de infecciones

Diagnóstico

Un periodo transitorio de 1 o 2 meses de sequedad se considera dentro de la normalidad. Ante un tiempo más largo de falta de lubricación, hay que consultar con el ginecólogo para que pueda identificar la causa del problema y poner un tratamiento. Para el diagnóstico se realiza un cultivo de flujo vaginal y, en algunos casos, también se pedirá una analítica hormonal.

Tratamiento

  • Cuando la causa es una infección, un problema hormonal u otro tipo de afección en la zona vulvar o vaginal, habrá que tratar el problema de forma específica y una vez resuelto la sequedad vaginal también desaparecerá.
  • La terapia hormonal sustitutiva se reserva sólo para casos muy concretos. Lo que sí son efectivas y con menos efectos secundarios, son las cremas vaginales con hormonas. Se aplican fácilmente y los síntomas mejoran con rapidez.
  • La fitoterapia también es una alternativa eficaz. Hay plantas que tienen una acción muy similar a los estrógenos (bardana, salvia, angélica cimicífuga…). Conviene consultar con el médico antes de tomarlas para evitar posibles interacciones.
  • La prevención es muy importante. Hay estudios que afirman que una dieta rica en soja resulta de ayuda. También es conveniente manener una estricta higiene íntima, utilizando productos adecuados y evitando la ropa interior sintética.

 

 

 

Read Full Post »

La intolerancia a la lactosa suele aparecer a partir de los 5 años y se calcula que afecta a un 15% de la población española.

Definición

La lactasa es una enzima que ayuda al cuerpo a absorber la lactosa, cuando el intestino de una persona no sintetiza suficiente lactasa, se produce la intolerancia a la lactosa. El organismo es incapaz de asimilar la lactosa y se producen molestias. No tiene nada que ver con la alergia a la proteína de la leche de vaca, una afección casi exclusivamente infantil.

Causas

Las causas pueden ser de origen diverso:

  • Genético
  • A consecuencia de un virus o bacteria
  • Por algún tipo de enfermedad crónica
  • Por cirugía de intestino
  • Por el consumo de algunos antibióticos

Síntomas

Tener intolerancia a la lactosa no es peligroso aunque sí molesto. Los síntomas suelen aparecer entre media hora y 2 horas después de haber tomado productos lácteos. No afectan a todo el mundo por igual y, con el tiempo,  dentro de una misma persona también puede cambiar el grado de sensibilidad. Entre los principales síntomas se incluyen:

  • Diarrea
  • Gases
  • Hinchazón
  • Dolor
  • Náuseas
  • Malestar

Diagnóstico

Existen diversas pruebas para diagnosticar la intolerancia a la lactosa:

  • Test sanguíneo
  • Test del aliento
  • Biopsia

Tratamiento

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa mejoran al disminuir o eliminar los productos lácteos o aquellos alimentos preparados que contengan lactosa. Hoy en día existe, en el mercado, una amplia gama de productos sin lactosa y con las mismas propiedades nutritivas de la leche.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: